La casa de los horrores... ¡El Hospital! [Priv. Scott]

Ir abajo

La casa de los horrores... ¡El Hospital! [Priv. Scott]

Mensaje por Runo Nightray el Dom Ago 04, 2013 4:33 pm

Aún me sentía bastante agotada por lo que pasó en la Iglesia con aquel tipo llamado ''Sombra Asesina'', pero... bueno.. la verdad es que no me puedo quejar mucho, he logrado pasármela bien parte de la noche, y a pesar de estar completamente agotada... no me sentía con mucho sueño que digamos, quería seguir divirtiéndome hasta que la noche se acabara y yo ya no pudiera mantener mis ojos abiertos- Ahh.. pero de todas maneras me siento muy.. débil... -dije en medio camino de carretera, donde a pesar de mis ideas y pensamientos, no podía negar el cansancio extremo que para poder neutralizar mi obstinada manera de pensar tuvo que hacer que me desmayara pero.. ¿¡Porque en media carretera!? Después de que mis ojos se cerraran solo pude escuchar el sonido del claxon de un auto que parecía venir hacia mi pero, después de eso, no pude sentir ni escuchar nada mas.

Hasta ahí había llegado, al despertar me encontraba en un cuarto bastante higiénico, de color blanco en casi toda su totalidad, a excepción de las cortinas que obstruían la visión de la ventana que eran de color crema- D..¿Donde estoy?.. -intenté moverme, pero grité al momento en que me intenté levantar, era un dolor espantoso y bastante repentino. Miré mis manos, estaba completamente herida, y llevaba algunos cables incrustados en mi cuerpo con el cual me colocaban una especie de suero, a pesar de que tenía una mascarilla de oxígeno cubriendo mi boca y nariz- ¿Que lugar es éste?... -fue entonces cuando lo recordé, me había quedado en shock en medio de la carretera, incluso recuerdo que antes de caer desmayada había escuchado el sonido de un claxon- Demonios... me atropellaron y yo sin saberlo ¡Genial, fantástico! -dije con obvia arrogancia en mis adentros, intentando volver a levantarme pero nuevamente ese terrible dolor de espalda y cuerpo inundo todo mi ser y neutralizó mis movimientos- Tsk...

Antes de que pudiera hacer otro movimiento, una persona de uniforme blanco entró a la habitación donde estaba hospedada; era un señor de alta estatura, con algunos vellos faciales y llevaba tambien una cosa o collar rodeando su cuello, no parecía un collar pero ni idea de para que servía ese aparato raro- ¿Usted es la señorita que fue encontrada hace unas horas en medio de la carretera? Vaya, según fui informado tuvo un accidente vehicular, un auto le había atropellado pero el responsable huyó después de haber contactado con nosotros para que fueramos a atenderla, a decir verdad, no me esperaba que tuviese tanta fuerza como para despertar después de un par de horas.. -no entendía nada de lo que este loco me estaba diciendo, ¿Significa que al final si fui atropellada?- ¿Tu eres el responsable de mi estado? -el pareció sorprenderse al ver que no me encontraba para nada asustada ante mi situación mortal- ..Si, soy quien la tratara y verá si no tiene algún hueso roto o.. -antes de que terminará de hablar lo interrumpí- ¡¿Operaciones?! No gracias.. -estiré mi mano y le cubrí su boca con mi mano callándolo, y usando una habilidad que había desarrollado de un día a otro hace varios días después de descubrir mis habilidad de mezcla, comenzando a drenar todas y cada una de sus energías vitales, podiendose ver en su cuerpo como las venas se saltaban y su piel se volvía pálido mientras que mis heridas se iban cerrando y curando como si no me hubiese pasado nada. Llegó un momento en el que lo solté, fue cuando pude comprobar que al levantarme ya no me dolía para nada el cuerpo- ¡Oh, santo cielo! ¡Doctor, es un milagro, me ha curado! -lo vi tirado en el suelo, por lo que sonreí de lado algo divertida por su apariencia en la que su rostro mostraba sorpresa, pero no parecía ser capaz de decir ni una sola palabra- Tranquilo doctor, yo lo ayudo..

Me levanté de la cama, quitandome los aparatos que estaban instalados en mi, y se los coloqué al doctor que había recostado en la que antes era mi camilla- Me encargaré de llamar a una enfermera para que lo atienda -dije con un tono maduro como si estuviera imitando a un verdadero doctor, pero después me reí de nuevo en mis adentros mostrando la poca importancia que me daba el estado del tipo este. Me di la vuelta y salí de la habitación- Uff.. aquí huele muy mal, medicinas y a viejitos... -me cubrí la nariz e intenté salir de este lugar, pero a decir verdad... me encontraba perdida...
avatar
Runo Nightray

Mensajes : 13
Edad : 20
Fecha de inscripción : 02/08/2013
Localización : Bang Bang!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La casa de los horrores... ¡El Hospital! [Priv. Scott]

Mensaje por Scott-Desaster el Dom Ago 04, 2013 6:21 pm

El mundo de los humanos está lleno de cosas raras y diferentes… es muy distinto a ese vacío donde desperté por primera vez… tantas casas… tantos lugares… incluso en los otros mundos hay miles de cosas diferentes… es… sencillamente increíble, aunque claro… no todo es bueno… yo por ejemplo… abrí una “brecha”… y ahora todos los mundos se conectan… todos los malos comenzaron a hacer de las suyas… aunque no me interesa… solo deseo aprender y aprender hasta el punto en que no pueda aprender nada más.
Ahora estaba caminando por una carretera, sin nada mejor que hacer, solo esperaba que algo ocurriera… y algo ocurrió… una mezcla… una mezcla como yo cayó en medio de la calle y fue atropellada por un auto… realmente me sorprendí… parecía débil y agotada… seguramente no habrá comido nada en un tiempo. El humano que había atropellado a mi “hermana”, por así decirlo… llamo a una ambulancia, un vehículo medico que llevaría a aquella mezcla a un lugar llamado “hospital”… pero cuando llamo a la ambulancia… comenzó a correr… el cobarde no estaba dispuesto a aceptar las consecuencias de sus actos… y por lo tanto… yo lo hare pagar.


-me pare frente a aquel hombre y lo señale- -lo observe de una forma fría y seria para que entendiera que no iba a dejarlo escapar-
¡¿Qué quieres niño?! ¡No me importa si me viste! ¡No iré a prisión de nuevo! –Me grito histérico y nervioso, típico de un cobarde que no sabe enfrentar las consecuencias de sus actos- ¡Quítate del medio niño! ¡No tengo ganas de aguantar esto!
-camine hacia él mientras mantenía mi mirada, y al acercarme lo suficiente, abrí ligeramente mi boca como si pronunciara la letra conocida como “A”- -lo observe directo a los ojos, y estos comenzaron a brillar mientras los míos hacían lo mismo-
¡¿Pero qué haces?! ¡¿Qué demonios…?! –se sujeto el cuello mientras una especie de aire azul salía de su boca y entraba en la mía- ba… basta… hack… ¿Qué… que me haces?... –cayo arrodillado y unas gotas de agua salieron de sus ojos mientras yo seguía succionándole la vida-
-termine de succionarle la vida mientras lo observaba echar sangre por la boca- -comencé a caminar y vi que ya se estaban llevando a la mezcla en una camilla-

Al ver eso, decidí seguir al vehículo y así poder ver a aquella mezcla, quería saber cómo era, como es que escapo de ese vacío nulo, lo admito, no soy curioso con nada que no tenga que ver con mi especie.

Horas después

Llegue, finalmente llegue a ese lugar que los humanos conocían como “hospital”, y me sorprendí al ver el enorme edificio, realmente eh visto más grandes, pero en esta zona un edificio tan grande para una mansión en un barrio pequeño… bueno… no le daré importancia, solo vine para ver a esa mezcla.
Al entrar pude escuchar algo que ningún oído humano puede escuchar, el sonido de la muerte lenta… seguramente aquella mezcla estaba robándole la energía vital a algún humano… realmente no me sorprendería si así fuera… todas las mezclas hacemos eso para sobrevivir asique sería algo total y completamente normal.
Pronto, vi a una hembra, o chica, como dicen los humanos, salir de una habitación… esta chica se veía re energizada y yo sé porque… le había robado la energía vital a alguien… igual eso no importaba, solo quería saber como estaba, asique comencé a seguirla.
Al seguirla, no sé porque pero pareció detenerse, y como suelo tener problemas de concentración, seguí caminando y choque con ella, igualmente yo caí al suelo, soy de pies torpes pero de instintos fuertes.


-baje la mirada arrepentido, con mi forma original no puedo hablar, ni articular ningún sonido, solo puedo hacerlo cuando tengo otro cuerpo, y ahora parezco un niño, aunque claro, es mi cuerpo original pero con una edad reducida para no levantar sospechas de nada-

_________________
Omega Level Theme
Spoiler:


Corrupt Mode Theme
Spoiler:


Anti Mode Theme
Spoiler:


Shadow Mode Theme
Spoiler:


Mi vida es dura y tortuosa... pero aun asi... lo que mas me cuesta es admitir lo que soy en verdad... y eso es un Ser Corrupto...
avatar
Scott-Desaster
Admin

Mensajes : 163
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/02/2013
Localización : en el infierno

Ver perfil de usuario http://apocalypticdimension.foros-phpbb.es

Volver arriba Ir abajo

Re: La casa de los horrores... ¡El Hospital! [Priv. Scott]

Mensaje por Runo Nightray el Dom Ago 04, 2013 7:15 pm

Que pena, la verdad es que qué vergüenza, por mas que caminaba de un lado a otro no podía encontrar la salida a esta enorme edificio- ¿Como le hacen los doctores para no perderse?...- ¿Y si me voy por aqui?.. -entré a una habitación, mala idea, estaban bañando a una anciana; solo se escucharon los gritos de sorpresa de la anciana y el como salía yo volada de la habitación cerrando la puerta de golpe- ....Este lugar es peligroso... -suspiré, esperando olvidar pronto lo que había visto- Pero primero que nada debo encontrar donde está mi ropa... -miré mi atuendo, llevaba una especie de bata celeste y de extraño material que me hacía sentir mucho frío- ..y con ella, debo saber donde quedaron mis armas.. -mas que esta ropa que me hacía sentir desnuda, peor me hacía sentir no estar con mis pistolas que, no me canso de decirlo, son mi vida.

En lo que caminaba, de vez en cuando las enfermeras se me quedaban mirando raro, con extrañeza y sorpresa.. no se si es porque les agrada mucho mi nuevo look, pero cuando escuché murmurar a un par de ellas me di cuenta de que era porque ''Hace poco yo estaba en peligro de muerte y ahora camino por el hospital como si no hubiera un mañana''- WAHH!! ¡¡Quiero comer, quiero mi ropa, mis armas, irme de aqui y divertirme!! -detuve mi caminar de repente y grité con intención de que todos me escuchasen- ¿¡Porque nadie puede entender esoooo!? -fue entonces cuando lo sentí, alguien había chocado conmigo- ¡Oye, fijate por donde..! -me di la vuelta para ver al tarado que se había tropezado con mi persona, pero me sorprendí al ver que se trataba de un pequeño niño que ni siquiera emitió un ''Auch!'' o esos sonidos que surgen por instinto cuando tropiezas o caes- Oh, disculpa.. -lo miré apenada por mi agresiva forma de hablarle al principio, lo veía algo arrepentido por haberse tropezado, lo veía en sus ojos, lo cual avivaba mi sentimiento de culpa; se podría decir que los niños son mi punto debil, ya que no soporto ver a uno triste o verlo sufrir- Perdona, no quise hablarte de esa manera, ¿Porque estás aquí solo? ¿Viniste con algún familiar tuyo, o algo? -extendí mi mano hacia el con intención de ayudarle; se me hacía algo tonto pensar que funcionaría lo que de pronto en mi mente surgió, pero no perdía nada con intentarlo- ...De casualidad.. ¿Sabes donde guardan los empleados los objetos personales de los pacientes? Ya sabes... ropa... objetos... -dudaba que este niño supiera algo, pero estaba tan desesperada que no dudaba en preguntarle.
avatar
Runo Nightray

Mensajes : 13
Edad : 20
Fecha de inscripción : 02/08/2013
Localización : Bang Bang!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La casa de los horrores... ¡El Hospital! [Priv. Scott]

Mensaje por Scott-Desaster el Lun Ago 05, 2013 3:38 pm

Esta chica es extraña… me grito cuando me tropecé… realmente cualquiera se enojaría si alguien se tropieza y después cae al suelo… aunque cuando se enojo me observo… y se disculpo… no entendí porque. Parecía arrepentida de haberme gritado… aunque tenía razón al hacerlo, y no iba a quitársela… aunque en verdad me confundió. Pronto me pregunto por qué estaba aquí solo… si había venido con algún familiar… “familiar”… ¿Qué se sentirá tener familia?... ¿Qué se sentirá tener a alguien que te acepte y te quiera?... quisiera saber cómo se siente… esa sensación llamada “confianza”… “amor”… “amistad”… son sensaciones que las mezclas como yo jamás sentiremos… aunque no me interesa… yo… solo debo aprender… nada más.
Luego de unos segundos en mis pensamientos… la chica mezcla me pregunto donde guardaban los empleados los objetos… sinceramente no lo sabía… pero averiguarlo no requería de mucho esfuerzo… asique podría aprovechar un momento y aprender de ella… se ve que es diferente a otras mezclas… quiero aprender todo lo que pueda de ella… y después volver a mi viaje de aprendizaje… quedarme mucho en un lugar… nunca es bueno para mí. En fin, ella estiro la mano para ayudarme a levantarme… aunque me levante solo, no quiero parecer un niño de verdad… bueno, cuando me levante, la observe fijamente… entonces le negué con la cabeza a su pregunta de si vine con alguien… después tome su mano y comencé a caminar llevándola conmigo.


-la observe ligeramente y después la solté, no tenia por que llevarla de esa forma, podía solo caminar- -escuche sonar mi estomago y me lo sujete, aparentemente el cuerpo necesita “comida”, y no sabía dónde encontrarla-

En unos momentos mi estomago ya sonada como el de un adulto, supongo que puedo cambiar mis órganos, apariencia, edad y demás, pero la capacidad es algo que jamás podre reemplazar… fue entonces cuando olí algo… ¿salado?... voltee y vi una maquina que tenía muchas bolsas dentro, creo que se llamaban… “maquinas expendedoras”… en un costado parecía tener una ranura para poner algo a lo que los humanos llamaban “dinero”… y estas cosas funcionan con dinero… el cual no tenia. Realmente deseaba callar a mi estomago… muchas de las enfermeras comenzaron a observarme extrañadas… yo quería simplemente comer… tomar mi forma demoniaca, romper el vidrio y comer… pero no era seguro… solo podía aguantar mi hambre hasta que le indicara a la mezcla donde podrían encontrarse sus objetos.

-apreté los puños al ver una bolsa que decía “papas picantes nivel infierno”, sonaba delicioso- -no puedo aguantarlo más… tengo que comer de alguna forma- ¡…! –golpee el vidrio tratando de romperlo, pero solo conseguí agrietarlo y hacer que mi mano sangrara-
Disculpe señorita… ¿ese niño viene con usted? –le pregunto una enfermera a aquella mezcla, entonces abrí mis ojos impactado, seguramente ahora tiene problemas- si es así debo pedirle que se lo lleve, aunque sea un niño actúa como un loco, y no queremos gente mal de la cabeza caminando por el hospital
¡…! –Observe a la enfermera y después a la chica, ahora si cause problemas- -golpee otra vez el vidrio, esta vez rompiéndolo por completo pero abriendo toda mi mano, y después solo corrí, no puedo quedarme en un lugar sin causar problemas-
Tsk… estos niños… cada día pudren mas y mas sus cerebros… seguramente se caerá de las escaleras, bueno, es problema de la persona inútil que lo trajo –fue lo último que escuche decir a la enfermera antes de desaparecer de la vista de todos-

_________________
Omega Level Theme
Spoiler:


Corrupt Mode Theme
Spoiler:


Anti Mode Theme
Spoiler:


Shadow Mode Theme
Spoiler:


Mi vida es dura y tortuosa... pero aun asi... lo que mas me cuesta es admitir lo que soy en verdad... y eso es un Ser Corrupto...
avatar
Scott-Desaster
Admin

Mensajes : 163
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/02/2013
Localización : en el infierno

Ver perfil de usuario http://apocalypticdimension.foros-phpbb.es

Volver arriba Ir abajo

Re: La casa de los horrores... ¡El Hospital! [Priv. Scott]

Mensaje por Runo Nightray el Lun Ago 05, 2013 11:10 pm

Poco después de mi pregunta, aquel pequeño niño solo se limitó a negar- ¿No? -ladeé la cabeza, no entendía por qué decía su ''No'' sí por mi primera o por mi segunda pregunta- Me pregunto si él es mudo... eso explicaría que no hablara pero.. ¿Que no, los niños mudos hablan con las manos? -negué un par de veces con la cabeza- No... creo que lo entiendo mejor de esa forma, con sus manos solo me confundiría más.. -sentí entonces como alguien tomaba mi mano, era el niño, quien comenzó a caminar jalandome con el- ¿Huh? ¿A donde me llevas? -nuevamente no me contestó, parecía que enserio no sabía hablar, sin embargo lograba entenderme a la perfección... o eso creo... el punto es que ahora quería llevarme a ver algo, y aún no sé para qué fue su ''No'' puede haber dos razones: o me esta llevando con sus familiares, o al lugar donde se encuentra mi ropa- ...Realmente no sé si deba ir hacia donde me lleva... si en verdad me lleva con sus padres entonces no sabría como reaccionar al ver a su hijo pequeño con una completa extraña que lleva una bata de hospital como vestimenta -bueno, supongo que debía arriesgarme, de todas formas capaz y si me llevaba donde estaba mi ropa.. ¡Y mis preciadas armas!

Pude notar que el niño movía levemente su cabeza, no sé si intentaba verme o algo, pero al momento en que lo hizo volvió a volear a ver hacia al frente y me soltó la mano sin dejar de caminar- ¿Hm?.. -no entendía para nada las extrañas actitudes de este pequeño, pero a decir verdad.. ¡Me invadía de curiosidad! No se si es correcto si una Mezcla con apariencia de una joven de 15 años deba interesarse en un pequeño niño humano, pero en realidad no me interesa lo que es correcto o no. Era algo ironico lo que seguía, pues nos pasó lo contrario que antes había sucedido, el se detuvo de repente y yo quien choqué con el, pero como caminabamos lento el impacto no fue suficiente para que uno de los dos se tropezara como hace unos momentos; estaba a punto de preguntarla ''¿Que sucede?'' pero mi pregunta fue inmediatamente contestada al momento en que escuché las tripas de aquel niño rugir por hambre mientras el dirigía su mirada a una de las maquinas expendedoras de a un lado- Huh.... esas maquinas expendedoras necesitan dinero... pero por ahora yo no tengo... -comentaba mientras las veía, tenía completa intención de comprarle uno, pero no tenía metodo de como... sin embargo me interrumpí yo misma al ver como aquel pequeño caminaba hacia la expendedora- Oh claro, quizá el tenga algo de dine.. -mis ojos se abrieron como platos al ver como el niño golpeaba con fuerza el vidrio protector de la maquina, que era mas bien una especie de plastico, algo que solo se podría romper con un impacto muy fuerte- ¡No, espera, te vas a lastimar! -corrí hacia el viendo impactada como el plastico se iba quebrando de poco a poco, a cambio de que la mano de el pequeño resultaba realmente herida- ¡O..Oye niño, detente! -ahora que lo pienso, ni siquiera me sé su nombre; quería quitarlo de ahí a la fuerza pero la impresión de que un niño humano tenga tanta fuerza se me hacía algo increíble del punto ilogico.

Al momento en que el niño seguía golpeando sin cesar el vidrio, llegó una enfermera que se posicionó a mi lado, ella solo miro impresionada el acto de él al momento en que me preguntaba si el venía conmigo- Algo así... -iba a decirle que me lo había encontrado, pero probablemente me acusaría de algo y alejaría al niño de mi, y no quería que lo hiciera, ahora que he visto esto definitivamente quiero saber mas de ese niño que no creo que sea humano. El se había detenido unos instantes, se mostró en su rostro una expresión de culpa pero su mirada volvió algo turbia volviendo contra su efectivo con un increíble puñetazo que le terminó destrozando la mano y mojando el suelo de su sangre que tenía un color mas oscuro que la sangre de un humano normal- Esa sangre.. se me hace familiar -pensé, aunque se me había olvidado donde la había visto antes; el niño pareció aterrarse por lo sucedido y salió huyendo- ¡No, espera..! -estaba por seguirlo pero realmente había corrido muy rapido y aun tenía a la enfermera conmigo, que me detuvo sujetando mi brazo para evitar que huyera; al principio había tomado sus palabras como nulas, algo que realmente no me interesaba, pero su ultimo comentario hizo que mi mente se nublara y mis ojos se mostraran turbios de la furia que me había provocado- ¿Ah? No debió haber captado de esa forma tan incorrecta mi atención -se escuchó después el grito ahogado de la enfermera frente a mi, quien mostraba terror en su rostro y lentamente observó hacia su estomago que estaba siendo atravesado por mi mano convertida en garra, de mi forma Croner- A...A... -ladeé la cabeza- ¿Eh? ¿No puedes hablar? -sonreí de lado, una sonrisa que mostraba mi demencia oculta- ..No tienes porque hacerlo, descansa en paz -saqué mi mano nuevamente vuelta a la normalidad, dejando que la chica se comenzara a desangrar en el suelo mientras escuchaba el gruñir de mis tripas- ..Ohh.. todo este barullo me hizo recordar el hambre que tengo.. -volteé de nuevo a ver la maquina expendedora, y tome un par de frituras, las mas picantes que pude encontrar pues era mi sabor favorito; relamí mis labios, tenía ganas de abrir de una vez el empaque, pero escuchaba pasos acercarse hacia mi.. lo cual me hizo entrar un poco en panico, no quería que me sacaran del hospital sin mi ropa y mis armas, ademas de que necesito encontrar a ese niño.

Salí corriendo del lugar en busca de él, por el momento era mi prioridad, pues a parte de la curiosidad que me causaba, el solo pensar que se estuviese desangrando por su herida, y el que tuviera hambre me hacía preocuparme; a los pocos segundos que cambié de pasillo escuché el grito de una enfermera, lo mas probable es que ya había encontrado el cadaver desangrado de su compañera- Tsk.. ¿Tan rapido? Hacen que me sienta apurada.. -caminé un poco mas rapido, no quería correr.. pues no quería parecer demasiado culpable, pero finalmente lo encontré.. vi la silueta de ese niño no muy lejos de mi posición, así que corrí hacia el- ¡Oye...! -me detuve al estar cerca de el, intentando calmar mi respiración después de la alteración y de haber corrido- ..¿Te encuentras bien? ¿Como está tu mano?.. -recordé entonces que tenía dos bolsas de frituras- Eh.. te traje una de estas, escuché tu estomago gruñir hace poco, ¿Tienes hambre, verdad? -dije con un tono mas amable y alegre, observando como la mano que sujetaba la bolsa que quería entregarle se encontraba cubierta de sangre por mi reciente asesinato- Ah.. no le prestes atención a esto, es que abrí una de esas bolsas de salsa picante que vienen en algunas de estas botanas y.. me manché un poco -reí nerviosa, no sabía si se lo iba a creer.
avatar
Runo Nightray

Mensajes : 13
Edad : 20
Fecha de inscripción : 02/08/2013
Localización : Bang Bang!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La casa de los horrores... ¡El Hospital! [Priv. Scott]

Mensaje por Scott-Desaster el Mar Ago 06, 2013 2:14 pm

Cuando salí corriendo por la pena, muchas enfermeras y doctores me vieron y me preguntaban que me había ocurrido en la mano… realmente yo ocurrí en mi mano… eso tenía una solución muy sencilla… pero no quiero recurrir a matar… no aun… quiero aprender sin matar… eso es todo. Luego de correr suficiente… me detuve junto a una ventana… cerca de unas escaleras, por si tenía que escapar rápido… realmente no suelo correr… normalmente siempre elimino mis problemas… pero… tantos humanos… esa chica… y ahora mi mano… no se que podría empeorar mi situación… pero… tal vez debería intentar… ver el “lado positivo”, como dicen muchos humanos.
Luego de detenerme… sentí la voz de aquella chica mezcla… me pregunto si me encontraba bien… ¿me habría preguntado lo mismo si no tuviera esta apariencia?... sea como sea… sujete me mano cuando pregunta por esta… después me mostro una bolsa de papas… de la misma máquina que rompí… en ese momento me sentí feliz… podría haber llorado de alegría si no fuera por mi cuerpo… pero igualmente se expresarme un poco… por lo que abrí ligeramente la boca y abrí bien los ojos en señal de sorpresa y aprecio… aunque… sentí al raro… era un olor conocido… era… sangre.
Mire las manos de la chica y vi sangre humana… ¿a quién habrá asesinado?... ¿a esa enfermera?... es posible… esa sangre huele a la sangre de aquella enfermera que me había dicho loco… aunque la chica dijo que era salsa picante… sabía lo que era realmente… nunca confundo el olor de la sangre con el de la comida… y no comenzare a confundirlo hoy.


-me quite la bufanda que tenia puesta y le limpie la sangre, realmente no quiero oler a sangre y que me den ganas de consumir humanos- -tome la bolsa de comida y la abrí, aunque algunas cuantas saltaron, creo que use mucha fuerza- -agarre una papa y me la comí, realmente no era tan picante como pensé, pero si picaba un poco-

Cuando comencé a comer, no me tomo mucho terminarme toda la bolsa, y aunque mi apetito no quedo satisfecho… mi estomago si dejo de gruñir como un monstruo… y eso era bueno… a este paso pudieron haber llamado a las fuerzas armadas para atraparme o algo así… ver a un niño con tanta fuerza y semejante estomago… eso no es usual entre los humanos… al menos eso creo yo.
Cuando sentí que no dependería de comida en unos días… hice un gesto de suspiro… ni siquiera puedo hacer sonidos con este cuerpo… soy como un mudo tanto del habla como de las expresiones… bueno… al menos sé que puedo expresarme por medio de expresiones faciales tales como la del suspiro, bostezo e impacto entre varias… aunque… igual me siento como todos describen a las mezclas… seres sin alma… vacios por dentro.
Me quede sumergido en mis pensamientos unos minutos… pensar en todo lo que eh pasado… todo lo que eh tenido que hacer… matar… destruir… eliminar… sin duda alguna soy alguien que realmente ah hecho todo para vivir… aunque nunca creí que escapar de ese vacío sería tan duro… tampoco pensé que sería fácil… yo siempre estoy consciente de todo… siempre estoy al tanto de todo lo que pueda ocurrir… pero nunca soy consciente de si tengo la razón o no… solo estoy consciente de mis acciones… nada más.
Luego de un minuto… escuche algo raro… me voltee y lo último que vi fue un puño directo hacia mi cara… lo más molesto es que se dé quien es este puño… y realmente no tengo ganas de meterme con ese humano ahora… además de que siempre se las ingenia para encontrarme y escapar de mis poderes… siempre me toma por sorpresa… y lo peor de todo… ni siquiera puedo usar mis poderes. ¿De quién hablo? Pues es fácil la respuesta… hablo de un humano que esta consiente del cambio en el mundo… del caos que traje conmigo… un humano que está dispuesto a matarme… a mí y a todos los que sean como yo para evitar que el mundo… “su” mundo… desaparezca.


Al fin te encontré… monstruo cambiante –me dijo ese humano, lo raro es que nunca eh escuchado su nombre… siempre que me lo dice algo pasa y no lo escucho- ¡y esta vez tu vida llego a su fin! –intente levantarme pero recibí una patada en la cara lanzándome contra el borde de las escaleras-
-me sujete la cara con mi mano sangrante, en verdad dolía, pero no puedo demostrarlo, por lo que este humano ignorante querrá seguir hasta que me exprese- … ¡…! –Apreté los puños e incurve mis cejas en señal de enojo-
¡Ja! ¡¿Qué harás monstruo?! ¡¿Cambiar a demonio?! ¡¿Mutante tal vez?! –se rio de mi y saco una pistola- mira esto… no tengo idea como es que lo hace pero… esta pistola crea balas con mi energía vital… creo que las llamare… “consume vidas”… ¿seguramente es el mejor nombre que pudieron tener estas cosas, no?, bueno, terminemos con tu reino del caos –me apunto con la pistola-
¡…! –realmente tenía que levantarme, pero antes de hacerlo, jalo del gatillo dándome al hombro, ahora si quería gritar de dolor pero no podía- -definitivamente me dolió una cosa, caer por las escaleras debido al impacto de la bala-
¡Jajaja! ¡Dios! ¡Eso fue gracioso! –se rio y volvió a apuntarme- je… no lo tomes personal pero no me gusta que se metan con mi mundo… y cuando te mate a ti, tu amiga será cosa fácil –dijo bajando unos escalones mientras me disparaba- je… estoy gastando mucha energía pero –se levanto la camisa mostrando muchas bolsas de sangre- estoy preparado para tener una vida larga para tener bastante munición… monstruo cambiante… hoy de vas a morir…

Al escuchar eso y sentir como me disparaba sin parar, no pude evitarlo… no tenia opción alguna… si no hacia algo iba a morir y regresar al vacio… no quiero volver a ese lugar… sin familia… sin amigos… sin nada más que espacio infinito donde caminar y no hacer nada… asique, no tengo opción. Cuando ese tipo se detuvo a recargar sentí que era hora… con las pocas fuerzas que tenia debido a las heridas y falta de sangre… logre cambiar mi cuerpo aunque sea hasta la mitad… dándome garras filosas… grandes colmillos… me crecieron orejas y unas extrañas marcas en mi cara mientras que me cabello se volvía gris… ahora era un Croner zorro… la transformación que me resulta más sencilla después de mi cambio de edad… ahora si puedo hablar.

Haaa… hack… a… a… -apreté los puños y respire profundo- (vamos… yo puedo…) ¡AYUDA POR FAVOR! –grite a todo pulmón haciendo que algunas ventanas se rompieran y otras solo se agrietaran-

_________________
Omega Level Theme
Spoiler:


Corrupt Mode Theme
Spoiler:


Anti Mode Theme
Spoiler:


Shadow Mode Theme
Spoiler:


Mi vida es dura y tortuosa... pero aun asi... lo que mas me cuesta es admitir lo que soy en verdad... y eso es un Ser Corrupto...
avatar
Scott-Desaster
Admin

Mensajes : 163
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/02/2013
Localización : en el infierno

Ver perfil de usuario http://apocalypticdimension.foros-phpbb.es

Volver arriba Ir abajo

Re: La casa de los horrores... ¡El Hospital! [Priv. Scott]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.